Consejos para aprender: ¿Cómo ser un buen Líder?

¿Cómo ser un buen Líder? 

Cualquiera puede sentarse en una oficina de la esquina y delegar tareas, pero hay más en un liderazgo efectivo que eso. Los líderes efectivos tienen un gran impacto no sólo en los miembros del equipo que dirigen, sino también en la empresa en su conjunto. 

Los empleados que trabajan bajo grandes líderes tienden a ser más felices, más productivos y más conectados con la organización, y esto tiene un efecto  que llega a los resultados de la empresa.

Un buen líder es aquel que hace que los que le rodean sean mejores, hay muchas pruebas de fuego para un buen líder, pero realmente los buenos líderes son aquellos que están creciendo, convirtiéndose en mejores líderes ellos mismos, estando siempre motivados.

Los siguientes comportamientos son señales de que se puede tener una estrategia de liderazgo eficiente.

  • Algún miembro del equipo ha criticado una de las  ideas en el último mes.
  • Pasa menos tiempo planeando su propia progresión profesional que la de los miembros del equipo.
  • Ha tenido al menos tres conversaciones completamente relacionadas con el trabajo con un miembro del equipo semanalmente.
  • Diferentes miembros del equipo darían respuestas similares si se les preguntara por sus tres prioridades para el año.
  • -Los miembros del equipo no tienen miedo de fracasar.

Estrategias de liderazgo y la forma en que se pueden  incorporar en el equipo de trabajo

Participar en una comunicación honesta y abierta

Uno de los elementos más importantes de un liderazgo efectivo es crear una línea de comunicación abierta con los miembros del  equipo. La propia honestidad y transparencia del líder debe servir de ejemplo para los miembros del  equipo.

Conectar con los miembros del equipo

Liderar un grupo de personas requiere un sentido mutuo de confianza y comprensión entre el líder y los miembros de su equipo. Para lograr esto, los líderes deben aprender a conectar.

Construir una conexión real y personal con los compañeros de equipo,  es vital para desarrollar la confianza compartida necesaria para construir una fuerte cultura de responsabilidad y rendimiento excepcional.

Para construir una conexión con cada uno de los miembros del equipo, concentrarse en conocer la personalidad, intereses, fortalezas, debilidades, hobbies y preferencias. Esto puede dar una idea de los objetivos y motivaciones.

Fomentar el crecimiento personal y profesional

Actuar como animador del equipo es una parte importante de ser un líder efectivo. Se debe invertir en su éxito y crecimiento. Para motivar e inspirar a los empleados, la estrategia de liderazgo consiste en capacitar a los demás para que den lo mejor de sí mismos y asuman nuevos retos. 

Mantener una actitud positiva

Por mucho que los líderes deseen que las operaciones diarias del equipo puedan funcionar sin problemas todo el tiempo, es probable que se encuentren con algún obstáculo ocasional. Ya sea una pequeña falta de comunicación o un gran error, la forma en que se maneje una situación negativa dice mucho sobre las habilidades de liderazgo.

Consejos para aprender: ¿Cómo ser un buen Líder?

Enseñar a los empleados en lugar de dar órdenes

Un líder efectivo sabe la forma de mostrar a los demás lo que se requiere en lugar de simplemente ordenarles. Por ello, los líderes según los expertos, deben entrenar a los miembros del equipo hacia un ambiente de trabajo más colaborativo y comprometido, sin coaccionarlos.

Establecer metas y expectativas claras para los empleados

Establecer objetivos y expectativas claras para el equipo es clave para el éxito de los empleados. Al establecer estos objetivos, se anima a los empleados a hacer preguntas y a dar su opinión. Incluirlos en el proceso puede aumentar el compromiso.

Dar una retroalimentación directa sobre el desempeño

La retroalimentación directa y honesta,  incluso si es una crítica, es la mejor manera de guiar al equipo en la dirección correcta. También necesitas saber exactamente hacia dónde se dirige tu negocio para poder darles el consejo correcto.

Pedir comentarios sobre su liderazgo

Los miembros del equipo no son los únicos que pueden beneficiarse de una retroalimentación honesta. Una verdadera autoevaluación del liderazgo puede ser difícil, por lo que los mentores, compañeros de profesión e incluso el propio personal son inestimables para evaluar su eficacia. 

Estar abierto a nuevas ideas

Los buenos líderes tienen la inteligencia emocional para entender y aceptar que el cambio es inevitable. En lugar de tratar de mantener un status quo sólo por el bien de la consistencia, abrazar el cambio y la innovación. 

Estar abierto a nuevas ideas y formas alternativas de pensar. Cada uno trae una perspectiva única a la mesa, y eso es algo que hay que aprovechar, no desalentar.

Comprender la  propia motivación

Si una persona en una posición de liderazgo ve su papel como sólo un trabajo, se va a notar entre los miembros del equipo. Para ser un líder efectivo, se necesita la motivación adecuada. Se debe analizar si es el dinero o el prestigio lo que  importa, o se quiere  sinceramente inspirar a la gente para hacer lo mejor posible. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *